Para Nicolás Arcilla, tras recibir formación en Vidal Sassoon, el corte es la perfección técnica acompañada con la personalización del cliente. Cortamos los cabellos en seco, realizando un corte adaptado a las texturas, los gestos, donde el resultado final es un cabello que se seca al aire manteniendo la forma perfecta durante mucho tiempo.